Crédito Refaccionario

Crédito que se otorga para la inversión y la adquisición de instrumentos útiles de labranza, abonos, ganado, o animales de cría; en la realización de plantaciones o cultivos cíclicos o permanentes; en la apertura de tierras para el cultivo, en la compra o instalación de maquinarias y en la construcción y otros activos fijos para el fomento de la empresa del acreditado.

Dirigido a: personas físicas con actividad empresarial y morales, con actividades agropecuarias, industriales y comerciales con necesidades de financiamiento para su infraestructura.

Beneficios:

  1. Apoyo al crecimiento económico del productor a través del financiamiento de infraestructura productiva.
  2. Otorga la propiedad y posesión de los bienes financiados.
  3. Financiamiento de hasta el 80% del valor del proyecto productivo.